El sector asegurador se encuentra ante un ecosistema digital en donde el nuevo asegurado demanda servicios en sus pólizas adaptados a sus necesidades. Los nuevos asegurados son claramente digitales, con acceso a tecnologías e información que les permiten tomar decisiones más meditadas y compartir opiniones.

Las compañías líderes del sector están canalizando este cambio de comportamiento de los usuarios y posicionando al cliente en el centro del negocio, ya que es el que orquesta el ritmo del cambio y su experiencia debe ser satisfecha tanto en el ámbito racional como en el emocional.

Por su parte, las aseguradoras se ven obligadas a ofrecer nuevos servicios que permitan la personalización de los mismos y consigan captar la atención de los potenciales clientes. Es en este punto donde toman fuerza las Insurtech aportando a las compañías nuevas propuestas de valor.

En este sentido, las soluciones legales digitales son una de las apuestas de las aseguradoras para aportar el valor añadido que buscan los usuarios. Se trata de conectar con el cliente allá dónde tenga sus necesidades inmediatas y por el canal escogido por éste en cada momento. No sólo se busca adaptar las coberturas principales, sino aportar mayor valor a la relación entre el cliente y la compañía por medio de servicios accesorios como puede ser, por ejemplo, la asistencia legal.

Los seguros de defensa jurídica han sido habitualmente en España un añadido accesorio a las coberturas de los principales ramos, sin embargo, el cliente es cada vez más consciente tanto de la importancia de un seguro de este tipo considerado de forma autónoma, como del valor que en su póliza tiene este tipo de asistencia.

Así, empresas como EPOQ en Reino Unido, Contract Express en EEUU o Legaliboo Tech en España permiten a las compañías aseguradoras esa diferenciación con soporte legal online 24h. al día los 7 días de la semana. Con la integración de sus herramientas en los sistemas de las empresas aseguradoras, los clientes pueden acceder a contratos y documentos legales personalizados de una forma sencilla y ágil.

El objetivo de la integración de estas soluciones legales digitales es optimizar los recursos de las aseguradoras, reducir costes, captar a un mayor número de usuarios y fidelizar a los clientes.

Para concluir, hay que señalar que la industria del seguro se enfrenta a una era de innovación disruptiva que finalizará convirtiendo cada faceta del negocio en digital. Las Insurtech son las encargadas de guiar a las aseguradoras en este proceso de cambio en donde los nuevos consumidores digitales tienen la última palabra.

Andrés Romero
CEO de Legaliboo Tech

Artículo de Tribuna Publicado en el Boletín Diario de Seguros de Inese.