A partir de 2020 se prevé que los contratos inteligentes basados en la tecnología Blockchain sean adoptados por las compañías aseguradoras de forma generalizada. Las ventajas para el consumidor y las aseguradoras serán numerosas, pero también existen retos asociados relacionados con la privacidad, seguridad o marco regulatorio, entre otros, que hay que superar.

El último estudio publicado por el Digital Transformation Institute de Capgemini arroja algunos datos sobre cómo afectará la tecnología Blockchain al sector asegurador. Para empezar cabe destacar que el consumidor medio podría ahorrarse más de 450 euros en concepto de comisiones de seguros y bancarias gracias a esta tecnología.

Así, el uso de estos contratos inteligente acelerará la tramitación de siniestros y facilitará el proceso reduciendo el número de formularios a rellenar y la interacción entre reclamantes y aseguradoras. Esto conlleva, entre otros beneficios, una menor posibilidad de error en los trámites y reunir en una misma infraestructura a los participantes de la cadena de valor del seguro como son los consumidores, las aseguradoras, los tramitadores y los intermediarios.

Como ya hemos indicado, las ventajas del Blockchain son numerosas y aquí enumeramos algunas:

  1. Se crea, comparte y almacena información en cadenas para el uso colectivo.
  2. Eliminación de los intermediarios en los procesos. Esto supone un abaratamiento de costes y un aumento de la competitividad.
  3. Reducción del tiempo debido al menor número de trámites.
  4. Seguridad de la información. Los datos de las transacciones no se pueden falsificar una vez registrados.
  5. Registro de cualquier tipo de transacción.

 

blockchain

Puedes obtener más información sobre la tecnología Blockchain y el sector asegurador AQUÍ.